Tamaraceite11 de noviembre de 2014

Residencia de El Pino 14-15

2014-11-10 12.52.04 600x450

.

.

 

Como en cursos anteriores, también este año los alumnos de ESO de Tamaraceite tienen la fortuna de pasar una mañana con los ancianos de la Residencia El Pino. Hoy ha ido el primer grupo, recibiendo la misma cálida acogida y el mismo afecto de siempre. De los ancianos, nuestros alumnos reciben preciosas lecciones de vida: el valor de lo genuino, la serenidad que no conoce las prisas, la comunicación esencial hecha de silencio o de un gesto de cariño, la dignidad infinita de la persona más allá de sus capacidades mentales o físicas, una apertura sosegada y estimulante a un mundo que no se agota en el horizonte de nuestra mirada. Y tal vez sea precisamente la debilidad de los ancianos lo que, paradójicamente, proporciona mayor fortaleza a los alumnos. Cuando caen los revestimientos externos aflora la perla preciosa que todos portamos dentro, cuando somos débiles entonces es cuando sale lo mejor de cada uno. Y ellos, desbordantes de vitalidad pero necesitados de certezas, abren sus mentes al descubrimiento de la verdadera sabiduría de la vida, esa que otorgan los años y, a menudo, los reveses del camino. Gracias de verdad por permitirnos entrelazar en unos momentos inolvidables la energía juvenil con la linfa vital preciosa que transmiten los ancianos.

.

 

Otras noticias

STOP MOTION

Las chicas del coro