Este Proyecto nace ante la necesidad de dar respuesta a la atención individualizada de una variedad de alumnado, con unas circunstancias personales, familiares y sociales no siempre favorables, que estaban frenando tanto el desarrollo armónico de su personalidad como su proceso educativo.

Se denomina tutorías afectivas a las estrategias enmarcadas dentro de la educación personalizada, basada en el alumno, el afecto, la atención y la empatía. Es un modelo preventivo que atiende al alumno y sus conflictos en relación a sí mismo y a los demás.

  • Finalidad individual: Se trata de buscar nuevas estrategias, que favorezcan la resolución de conflictos y la mejora de la convivencia en el Centro. Nos centramos en el alumno y sus emociones, que comprenda lo que le está pasando y sintiendo, con ello buscamos el cambio del niño “problemático”.
  • Finalidad global: Se trata de un proyecto de intervención orientado a reducir el comportamiento problemático del alumnado, mejorar la convivencia y aumentar su rendimiento escolar. Hace hincapié en la relación afectiva del profesor y el alumno como una fuente de estabilidad emocional que facilita su integración escolar y social.