El Plan de Acción Pastoral marca los objetivos, planifica y organiza las acciones pastorales del Centro y su evaluación. Asimismo pretende dar cauces para convertir la acción docente, fundamento de todo el trabajo escolar, en el ámbito principal del anuncio del Evangelio.

El Plan de Acción Pastoral persigue dos grandes objetivos:

  1. Orientar, coordinar y organizar la evangelización en el Centro en orden a posibilitar un encuentro personal y eclesial con el Dios de Jesús, facilitando la vivencia de la fe, el compromiso cristiano y el diálogo fe-cultura al estilo de Claret.
  2. Trazar las líneas generales que han de inspirar toda la acción evangelizadora, desde la acción docente y educativa, las diversas actividades misioneras, el acompañamiento personal, hasta el seguimiento y evaluación del Centro.

El Plan de Pastoral concreta los objetivos específicos, acciones y responsables de los siguientes ámbitos o dimensiones pastorales que se trabajan en el Centro:

  • Todo lo relacionado con despertar, iniciar y acompañar la experiencia personal de encuentro con Jesucristo.
  • El cultivo de la interioridad y la celebración de la fe.
  • El fomento de una cultura vocacional inspirada en el Evangelio.
  • La formación para el diálogo fe-cultura.
  • La educación para la solidaridad y el compromiso misionero que nacen de la fe.
  • Hacer de la vida colegial un espacio de convivencia donde aprender y vivir valores del Evangelio como la honradez, la gratuidad, el servicio, el esfuerzo, el diálogo y la paz.
  • La vivencia del tiempo libre y la naturaleza como lugar de encuentro con Dios, con la creación y con los demás.
  • La formación cristiana y el acompañamiento de los agentes de pastoral y educadores.
  • El acompañamiento a la familia como núcleo fundamental y ámbito de crecimiento y vivencia cristiana.

Dentro del Plan de Pastoral, encontramos el Plan de Educación Social (PES).