Los alumnos de Primero de Bachillerato han recibido estos días de manos de agentes de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria unas charlas acerca de la seguridad vial. Recordar a nuestros jóvenes que no es conveniente beber o tomar cualquier sustancia peligrosa antes de conducir nunca está de más, aunque sea para que se lo recuerden a sus familiares cuando sean ellos quienes van a subirse al coche. Tampoco es descabellado insistirles en que el móvil y el volante son incompatibles, e incluso que cuando andamos por la calle usándolo deberíamos extremar las precauciones, sobre todo cuando crucemos la calle. Por ello, y con algunos artilugios que les permitían simular esas situaciones, los alumnos han comprobado que las facultades humanas disminuyen considerablemente cuando sometemos a nuestro cuerpo al influjo de esas sustancias o distracciones tecnológicas. ¡Muchas gracias a los agentes que nos han acompañado esta semana y por su labor diaria!

 

IMG_4575.JPG