En la tarde del domingo, el alumnado que partirá esta semana solidaria a la ayuda de los más necesitados se encontraron en los salones parroquiales para llevar a cabo una formación y encuentro para reforzar los valores y actitudes con los que van a afrontar esta experiencia. Luego, en la parroquia, monitores y familias acudieron a la eucaristía de envío, una celebración llena de emoción y significado.