MI “COLE” ESTÁ DONDE YO ESTÉ

Comunidad Educativa en Misión Compartida


Las Palmas de G.C., a 22 de marzo de 2020


“La Misión Compartida se dinamiza con las aportaciones de todos, respetando lo que cada uno es y ofrece, y valorando la complementariedad de las distintas vocaciones. Esta Misión exige relaciones personales positivas entre los miembros de la Comunidad Educativa e implica dar respuesta a los nuevos retos de la educación. Necesitamos una continua formación para potenciar y desarrollar nuestras capacidades”. (IDEARIO 10)


Una Comunidad Educativa Claretiana unida, solidaria y comprometida.
Y lo percibimos con más claridad en circunstancias como las que estamos viviendo en estos días de alarma sanitaria. Sabemos que nuestra misión es la educación de sus hijos e hijas, y seguimos realizándola familia y colegio, cada uno desde su función, cada uno desde nuestra responsabilidad. La Sra. Consejera de Educación del Gobierno de Canarias, Dª María José Guerra, ha escrito una carta abierta a las familias donde quiere trasmitir “un mensaje de ánimo, de fuerza y valentía…”. Se lo agradecemos de corazón, pero nosotros queremos y tenemos que ir más allá de los mejores valores humanos a los que hace referencia. Somos una Comunidad Educativa Claretiana que se basa en unos valores cristianos que nos dan otra perspectiva de sentido, de profundidad y de trascendencia que nos ayudan a vivir esta crisis de otra manera. Lo decía el presidente del AMPA hace unos días en su carta, citando al Papa Francisco: “Tener fe no quiere decir que no tengamos dificultades en la vida, sino que somos capaces de afrontarlas sabiendo que no estamos solos”. Por eso, damos gracias a Dios por todo lo bueno que tenemos a nuestro alcance y que nos ayuda a reconocer que su presencia se hace visible en tantas personas que cuidan de los enfermos, de la seguridad, y que siguen trabajando y arriesgando su vida para que no nos falte nada de lo imprescindible.


Lo que estamos haciendo
Como ya les dijimos en anteriores comunicados, todo el equipo docente, coordinado por el Equipo Directivo, está trabajando con sus hijos a hijas (también con muchos de ustedes), para que se mantenga el proceso académico adaptado a esta circunstancia.
CANALEJAS: Se han establecido una serie de tareas programadas por semanas. La respuesta ha sido muy positiva. Los tutores y tutoras envían directamente la tarea con un mensaje personalizado y, a su vez, están recibiendo una buena respuesta de los alumnos/familias con mensajes de lo que van haciendo. Además, se han tenido algunas video-conferencias entre el profesorado para una mayor coordinación y mejorar la organización. Se respira buen ambiente.
TAMARACEITE: La plataforma Educamos como el Google Classroom están posibilitando el trabajo de los alumnos/as desde sus casas. Las herramientas digitales permiten la interacción con el alumnado: encuentro “cara a cara” con los alumnos/as y la resolución de dudas. Las familias envían muchas muestras de agradecimiento, apoyo y ánimo. También, las dificultades que algunas están teniendo para llevar a cabo las tareas propuestas por el profesorado. Estamos evaluando continuamente este proceso (nuevo para todos), y procuramos atender y superar las complicaciones que van surgiendo. En los próximos días iremos aplicando nuevas medidas que, a buen seguro, atenuarán dichas dificultades.
RABADÁN: Estamos trabajando líneas de mejora para ajustar el trabajo semanal de los alumnos en cada una de las materias de modo que mejoremos la coordinación horizontal por nivel, la carga de actividades, y la calidad del trabajo y de atención al alumnado. Seguiremos mandando información a las familias por plataforma Educamos y al alumnado por el entorno Google Classroom (@claretlaspalmas.digital) y por el Aula Virtual.
OTROS RECURSOS: Mientras dure esta situación de permanencia en casa, tanto desde el Departamento de Educación Física con sus videos de ejercicios en el canal de YouTube, como desde el Departamento de Pastoral con sus oraciones para hacer en familia seguirán enviando propuestas que les ayuden a cuidarse.


Algunas conclusiones que vamos sacando
El Equipo Directivo del Colegio Claret está volcado para que ustedes y sus hijos, nuestros alumnos y alumnas, sientan que no están solos. En la reunión del viernes por videoconferencia se revisó esta apasionante semana que valoramos, en general, como muy positiva. Ha sido un reto educativo que hemos aceptado con ilusión y profesionalidad. Nos ayuda el camino que comenzó hace unos años el colegio con el Plan TIC y el uso de las distintas plataformas educativas de las que disponemos. Constatamos que ha sido tan fuerte el deseo de hacerlo bien, que ahora vemos que les hemos podido agobiar un poco con el proceso marcado y las tareas enviadas. Comprobamos también que no todas las familias disponen del tiempo, la preparación o los recursos para mantener este ritmo. Por eso, vamos a frenar un poco reduciendo sesiones en las asignaturas. Nuestros profesores van a estar atentos, especialmente de aquellos alumnos que tienen más dificultades en este entorno académico. El mismo Departamento de Orientación ayudará a los profesores en este sentido. Respecto al calendario de las evaluaciones pendientes esperamos instrucciones de la Consejería de Educación con posibles cambios para informarles oportunamente. Para
optimizar este modo de trabajar, estamos cuidando al Claustro y su formación desde el Equipo Directivo. Por otro lado, el Equipo TIC está ofreciendo una serie del “píldoras formativas” sobre aplicaciones que nos ayudan a trabajar mejor en este entorno. Pasados unos días haremos una encuesta con un formulario de Google para saber qué opinan ustedes de este nuevo entorno educativo.


Algunas familias han preguntado por los próximos recibos. El colegio no va a cobrar aquellos servicios que no se han ofrecido, sino la parte proporcional de los mismos (comedor, actividades extraescolares, servicio de 8, merienda, transporte…). Intentaremos hacer una comunicación más concreta a las familias durante la semana que viene. Dentro del plan de contingencias, hemos procedido a comunicar la suspensión de los contratos a todas las empresas con las que era posible. Haremos un paréntesis en algunas obras previstas para el verano y que no es prudente afrontar en la nueva coyuntura. Estamos procediendo a un ERTE con los trabajadores a quienes les afecta esta situación, sin perjudicar el servicio educativo, ni la limpieza (se está procediendo a la desinfección de las tres secciones), ni el mantenimiento de los edificios para que el Centro este a pleno rendimiento cuando volvamos a abrir nuestras puertas. Algunos de estos sueldos no están cubiertos por el módulo de Otros Gastos del Concierto.


Una Cuaresma distinta
Quiero hacer mías las palabras del P. Gonzalo Fernández. Prefecto General de Espiritualidad de nuestra Congregación, que suspendía su visita, como tantos otros eventos, por el COVID 19: “Cuando el pasado 1 de enero recibíamos el nuevo año 2020 con brindis y abrazos, no imaginábamos que, solo dos meses después, íbamos a vivir una crisis como ésta. Los abrazos de entonces se han transformado ahora en “distanciamiento social” como medida de precaución frente a posibles contagios. Como cristianos, nunca vamos a olvidar la Cuaresma de este año: el ayuno de contactos, la oración más intensa y los gestos de solidaridad que se están volviendo más concretos que nunca. El Superior General de los Misioneros Claretianos, P. Mathew Vattamattan, escribió hace unos días desde Roma una carta a toda la Congregación en la que, entre otras cosas, nos decía que “la necesidad de este ahora es cooperar responsablemente con el esfuerzo colectivo para detener el contagio del virus manteniendo la distancia, uniéndonos a toda la Iglesia en la oración, apoyándonos mutuamente en comunidad y dando consuelo y esperanza a aquellos a los que podemos llegar desde la distancia”.


     Mientras escribo esta comunicación en la mañana del domingo, llega la noticia de que el Gobierno de España decide prorrogar 15 días más el estado de alarma por la crisis del coronavirus, por lo que solicitará la aprobación del Congreso. Nos tenemos que preparar para ello y ayudarnos mutuamente. Gracias por su confianza, cercanía y colaboración.

     Les animo a poner en las manos de Dios a todos los que sufren directamente esta pandemia; a rogar al Corazón de María para que nos ayude a vivir en casa/familia desde las mejores actitudes evangélicas; y a rezar al Padrito Claret para que nos proteja de todo mal.

     Nos cuidamos, nos rezamos. Cordialmente.

Fdo. Juan José García Sánchez, cmf
Director Titular