Por primera vez, el despertar no ha sido el canto de los pájaros sino el ruido de una motosierra talando los árboles que estaban junto a nuestra habitación. A pesar de eso, empezamos el día con alegría.ONUVA5 1

  Como cada mañana, cada uno se encargó de hacer sus tareas: limpieza, lavandería, cocina... excepto  los de aire libre que, a consecuencia de la lluvia tuvieron que terminar antes su tarea. Cuando amainó la lluvia nos fuimos con los residentes  a los talleres de cerámica y pintura, mientras otros pudieron ir a la sala de rehabilitación para ayudar a los residentes que tienen más problemas de movilidad.

ONUVA5 2  Al final del día tuvimos tarde de cine y pudimos "disfrutar" de una película de western:

"Le llamaban Trinidad".

 

María Morales, María Socorro, Miriam, Julia, Carlota, Irene, Ámbar y Raquel.

Noticias