Ya acabó la primera semana y los acampados están totalmente habituados a la vida campamentil y aunque a veces el cansancio hace presencia, enseguida surgen oportunidades para disfrutar, gracias al incansable trabajo de los monitores.

La Oración del día está dedicada al Servicio a los Demás, con el lema: “ENCENDER, ARDE, ILUMINAR, ABRASAR. Ponemos Corazón en la Misión”.

Hoy es DÍA MISIONERO. Todos los cursos están en el Campamento, dedicando la mañana para juegos y talleres Misioneros.

Si quiere ver las fotos de esta noticia pinche en este enlace

Los Animadores, como es tradicional, preparan las pruebas de la Gran Fiesta Misionera de la tarde con distintas pruebas deportivas y de habilidad, juegos, talleres, etc.

Las Madres montan el tradicional Mercadillo Misionero con camisetas, gorras, pulseras, bisutería, juegos, etc. que los niños adquieren como recuerdo o para llevar a sus familias, y de paso colaborar con el Proyecto Misionero.

Después de la ducha diaria, siempre obligatoria, la cena es especial, en plan picnic en la zona de reunión de cada curso con perritos calientes y hamburguesas, acompañada de mucha música y canciones.

Los de 2º sacan los bancos del comedor para y lo preparan para la Gran Discoteca Misionera. Música y Diversión para todos, donde no faltaron las imprescindible “chanocolas”.